Curando el cáncer de mamas con trióxido de arsénico y dicloroacetato

Publicado: 

Es triste admitir que uno de los dos problemas de salud más grandes del mundo es el cáncer. Mientras todavía luchamos por encontrar curas para esta enfermedad, el cáncer de mamas sigue siendo una de las principales causas de muerte entre las mujeres.

Nos gustaría presentar una pequeña e interesante investigación sobre cómo la coincidencia previno los tumores de mama en una región de Chile. Además, veamos cómo esta información podría ser valiosa para alguien que esté considerando el DCA y otras rutas alternativas para curar el cáncer. De manera interesante, parece que el dicloroacetato puede ser más efectivo con la ayuda de otras sustancias.

El trióxido de arsénico ha sido considerado una medicina antigua por un largo periodo de tiempo: Más notablemente, tenía valor para tratar una variedad de enfermedades en la antigua Grecia y en la medicina china tradicional 2000 años atrás. Hoy en día, en el último siglo, fue reintroducido como un medicamento sorprendentemente efectivo contra una enfermedad oncológica altamente fatal - Leucemia promielocítica aguda (APL) - y se ha seguido usando como uno de las mejores opciones para su tratamiento.

Además de eso, estudios recientes presentaron conclusiones interesantes. Parece que algunos de los lugares más secos de la tierra en el norte de Chile tiene una ocurrencia significativamente más baja de cáncer de mamas debido al agua potable expuesta al ATO. Irónicamente, las regiones que más tarde tuvieron plantas de remoción de arsénico instaladas tuvieron un regreso no casual de las tasas normales de cáncer de mamas en un par de décadas.



Estos bizarros descubrimientos llevaron a especulaciones. ¿Podría el trióxido de arsénico ser una potente sustancia curativa para el cáncer de mamas y quizás otras enfermedades malignas?

Resulta que es cierto. Estudios más actualizados revelaron que el ATO reduce las tasas de división de las células cancerosas y su número in vitro, así como en los modelos de tumores animales experimentales. El trióxido de arsénico podría ser un material que todavía no mostrado todo su potencial.

Como ya sabemos, el Dicloroacetato puede ser usado como una forma segura de ayudar a curar las enfermedades malignas. A pesar del hecho de que el uso del DCA como tratamiento para el cáncer es una idea relativamente nueva, la droga ha sido utilizada por décadas para dar tratamiento médico a personas con acidosis láctica congénita. La sustancia ha sido observada por un tiempo y sus efectos secundarios son bastante mínimos en comparación con otros tratamientos químicos para el cáncer.

Para el momento, se sabe que el Dicloroacetato puede tener un efecto beneficioso en una variedad de enfermedades cancerosas.



Además, parece  que la sustancia puede detener el crecimiento del tumor en las mamas e incluso proporcionar un efecto citotóxico selectivo sobre las células agresivas del cáncer de mamas. Esto significa que el DCA puede reducir los tumores, evitar el aumento de la acidez en los tejidos, detener la angiogénesis y evitar que las células cancerosas malignas se dispersen por el cuerpo.

Más importante aún, la medicación puede combinarse con otras sustancias anticancerosas.  El DCA sintetiza las células cancerosas hacia los agentes citotóxicos y mejora los efectos que promueven la apoptosis de las otras drogas.


Con esto en mente, podemos combinar el trióxido de arsénico y el Dicloroacetato para lograr resultados más dramáticos en el tratamiento del cáncer de mamas.

Como muestra el estudio, la combinación de ATO y DCA reduce el crecimiento del cáncer y causa la apoptosis de las células tumorales en las mamas mientras todo esto se realiza en concentraciones clínicamente relevantes. Es por eso que la mezcla nos permite lograr resultados efectivos mientras se reducen los efectos secundarios al mínimo.


El trióxido de arsénico, el dicloroacetato y su combinación no causan citotoxicidad en las células normales, pero los tres son beneficiosos para el tratamiento del cáncer de mamas. Sorprendentemente, la combinación de ambas tiene un impacto mucho mayor sobre las enfermedades malignas lo que nos indica por qué la mezcla debe ser usada simultáneamente.

Las conclusiones del estudio nos dejan entusiasmados y ansiosos por más investigaciones sobre el cáncer de mamas. Hasta ahora, los resultados parecen prometedores y muestran el potencial de esta extraordinaria combinación de drogas.

Finalmente, solo una cosa es cierta. Un estilo de vida adecuado, una dieta balanceada y una actitud positiva pueden hacer maravillas con la salud de una persona. La humanidad tiene tantas posibilidades de tratamiento estos días - remoción quirúrgica de tumores, radioterapia, quimioterapia...

No es necesario decir que mantenemos los dedos cruzados por cada nueva investigación que pudiera ayudarnos a descubrir opciones terapéuticas más seguras, económicas y efectivas para las temidas enfermedades como el cáncer.

El estudio completo sobre el tema:
Abordando el metabolismo con trióxido de arsénico y dicloroacetato en las células del cáncer de mamas

Comments