Historia del DCA

Desde 1973 el Dicloroacetato de Sodio (DCA) ha sido utilizado para tratar varios trastornos de la mitocondria. Inhibe la actividad de la enzima piruvato deshidrogenasa quinasa, y reduce la acumulación de lactato en los tejidos del cuerpo. Su uso para el tratamiento de la acidosis láctica ha sido exitoso y al día de hoy, es usado en varias investigaciones y centros médicos en los Estados Unidos y Canadá.

TLa mayoría de las personas que han usado DCA ason niños con trastornos mitocondriales congénitos. El uso de la droga puede retomar la función normal de las enzimas de las células y previene un mayor daño neurológico, discapacidad mental, microcefalia, ceguera y trastornos del movimiento. La seguridad del Dicloroacetato's fue confirmada mucho tiempo antes de la idea de que podría ser útil para alguien que tenga cáncer.


En 1920, el bioquímico Alemán Otto Warburg encontró anormalidades en el metabolismo de las células cancerosas. Las células normales obtienen energía mediante la oxidación de la glucosa, lo que requiere la presencia del oxígeno. Las células cancerosas dependen de la glicólisis para obtener energía, y esta puede ocurrir sin la presencia del oxígeno, pero depende de la disponibilidad del azúcar. Las células cancerosas favorecen la glicólisis incluso en la presencia adecuada de oxígeno para la fosforilación oxidativa, lo que les genera un apetito voraz por la glucosa. Este fenómeno llevó a Warburg a proponer que la disfunción mitocondrial era la causa principal del cáncer. El Dicloroacetato de Sodio (DCA) funciona al inhibir el
"Efecto Warburg".


El DCA obliga a la célula cancerosa a abandonar su proceso metabólico preferido y además la induce a la apoptosis, o el suicidio celular. El motivo por el que el cáncer tiene un crecimiento tan veloz se debe a que la mitocondria ha sido desactivada, así que las células evaden la apoptosis y son capaces de crecer en la ausencia de oxígeno. El DCA revierte esto. En efecto, el DCA provoca directamente la apoptosis de las células cancerosas y trabaja sinérgicamente con otras terapias de cáncer.



• En 2007 el dr. Evangelos Michelakis de laUniversdad de Alberta en Canadá publicó un artículo de investigación que renovó el interés en el DCA. Este demostró el potencial del DCA para reducir los tumores cancerosos. En el estudio, el DCA fue administrado a ratas con células tumorales trasplantadas (cerebro, mamas y pulmón). El DCA mató las células cancerosas sin afectar a las células sanas. Los tumores de las ratas disminuyeron hasta en un 70 por ciento en tres semanas de tratamiento con DCA:
Un Eje del Canal de la Mitocondria-K es Suprimido por el Cáncer y Su Normalización Promueve la Apoptosis e Inhibe el Crecimiento del Cáncer

Otras investigaciones posteriores han confirmado los efectos anticancerosos del DCA. Sin embargo, la mayoría de los estudios se han realizado en cultivos celulares en un laboratorio, y no en los propios pacientes con cáncer. Pero los resultados son muy consistentes, sugiriendo que el DCA es efectivo contra una gran variedad de tipos de cáncer.

• " En 2013, se completó la fase 1 del ensayo clínico del dicloroacetato (DCA) en Canadá. En él se demostró que el DCA es factible y bien tolerado en pacientes con gliomas malignos recurrentes y otros tumores metastásicos en el cerebro cuando es usado en el rango de dosis establecido para las enfermedades metabólicas:
Fase 1 del Ensayo Clínico de Dicloroacetato (DCA) en adultos con tumores malignos recurrentes en el cerebro

• " En otro estudio, cinco pacientes con glioblastoma multiforme fueron tratados con DCA oral por hasta 15 meses. La investigación mostró resultados clínicamente prometedores en cuatro de los cinco pacientes:
Modulación metabólica del glioblastoma con dicloroacetato

• " El Centro de Cáncer Medicor en Canadá es una clínica de cáncer que actualmente ofrece terapias de DCA a sus pacientes. Ha publicado varios casos de estudio sobre la seguridad y efectividad del DCA. Es una Base de datos de pacientes observacionales de DCA que está disponible al público.

• " Hasta el día de hoy, hay varios estudios clínicos en curso y muchas investigaciones pre-clínicas en proceso. Recientemente se ha observado que el DCA puede funcionar por sí mismo, sin embargo, ofrece los máximos resultados cuando se combina con otras drogas por un periodo de tiempo prolongado.